A veces me pasa. Creo saber todo lo que hay que saber de un tema, hasta que necesito tomar alguna decisión sobre ese tema y entonces descubro que no sé nada. Me ha pasado recientemente cuando he tenido que comprar un candado.

Candado
Un candado de acero y grillete largo, para atar una cadena.

Dice la RAE (Real Academia de la Lengua Española), que un CANDADO es una “cerradura suelta contenida en una caja de metal, que por medio de armellas asegura puertas, ventanas, tapas de cofres, maletas, etc.”. Y lo es, lo es. Pero la definición que da la RAE para “candado” se queda corta, cuando descubres la variedad de candados que hay actualmente disponibles.

Yo pensaba que comprar un candado, todavía era ir a una tienda y pedir un candado. Seguro que te preguntaban por el tamaño y poco más. Pero los candados han evolucionado de tal manera que hoy en día comprar un candado supone decidir qué objeto u objetos quieres sujetar, el grosor de la cadena si es que usarás cadena, si va a estar al aire libre o el candado se va mojar, el nivel de seguridad del candado, o si eres de los que tienen buena memoria o eres de los que no pierden las cosas, (esto último es por si necesitas un candado de combinación o de llave).

Candados
El candado que he comprado con más conciencia en mi vida.

Entre la variedad de candados que hoy se pueden conseguir, sorprende la especialización de estos y encontrar candados específicos para diferentes cierres. Se pueden encontrar desde candados para equipaje hasta candados más fuertes para casilleros, portones o cobertizos.

Hay candados de aluminio o de acero, candados de combinación o de llave, candados de alta seguridad, candados para resistir condiciones climáticas extremas y candados en diferentes acabados que además de seguros, pueden ser decorativos.

De todo ello me di cuenta en Leroy Merlin, donde fui a comprar el candado y la cadena que necesitaba para atar una puerta de hierro a un árbol del terreno que ya sabéis que recientemente también compré y que durante un tiempo aún no tendrá la puerta en su sitio.

En Leroy Merlin descubrí los candados MASTER Lock y este de grillete largo y cierre de llave, que es el que me traje a casa. ¿Por qué me decidí por este? Sobre todo por el grillete largo ya que no quería equivocarme y que en un grillete corto no cupieran dos eslabones de la cadena que también compré en Leroy Merlin. Pero también, porque este candado está indicado para el aire libre, donde seguramente va a pasar algún tiempo.

Lo que tenía claro desde el principio, porque no voy a abrir y cerrar muy a menudo este candado, es que prefería una llave que una combinación para hacerlo. No confío en mi memoria y sí en mi capacidad de organización con las llaves.

Así que ya sabéis, cuando vayáis a comprar un candado, definid bien la fuerza y seguridad que necesitáis, lo que vais a sujetar y donde va a estar el candado, si al aire libre o cubierto. Y finalmente decidid si preferís memorizar una combinación o estáis seguros de que no perderéis la llave.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR