En IKEA puedes comprar mesas, sillas, alfombras, velas, espejos, lámparas y hasta alfombras. ¡¡Eh!! ¡¡Y colchones!! ¿Sabemos que en IKEA se pueden comprar también colchones? ¿Buenos colchones?
Colchones IKEA

No es la primera vez que me llega el dato y siempre me sorprende. El 40% de los consumidores españoles no consideran a IKEA a la hora de comprar un colchón. Creemos que los colchones de IKEA son de baja calidad. ¿Por qué? ¿Por qué los españoles no queremos colchones de IKEA? ¿Por qué en España nos hemos enamorado del espejo MALMA, de las mesas LACK, de las estanterías BILLY e incluso de sus albóndigas pero no nos gustan los colchones de IKEA? La respuesta os sorprenderá. No queremos colchones de IKEA porque son baratos.
Colchones
Barato es malo. Los españoles tenemos asociado un precio bajo a una mala calidad, y los colchones de IKEA tienen un precio bastante más bajo que los de la competencia. Pero, ¿el buen precio en este caso quiere decir mala calidad? ¿Cómo son los colchones de IKEA? – Medidas que nos gustan – Aunque no llegaron a nuestro país así, desde 2007 los colchones de IKEA al contrario de lo que algunos aún piensan, sí están disponibles en medidas estándar españolas y europeas. – Firmeza – Los colchones de IKEA no son firmes, pueden serlo. Enfrentándose a la creencia popular de que un colchón es más bueno si es más firme, IKEA ofrece un colchón para cada tipo de persona porque no todos dormimos igual. – Materiales- En IKEA encontramos colchones de viscoelástica, de muelles y de látex. Porque no existe un colchón bueno y uno malo, sino que cada persona tiene su propio colchón bueno según su peso, su altura, su forma de dormir y su gusto al hacerlo.
Colchón de IKEA
Si los colchones de IKEA tienen buenas medidas, buena firmeza y están hechos con buenos materiales, ¿por qué son más baratos? Quizá responder esa pregunta sea lo que necesitamos para convencernos de mirar en IKEA la próxima vez que necesitemos un colchón. Los colchones de IKEA tienen precios más bajos que los de su competencia porque se esfuerzan en que así sea. El esfuerzo por ahorrar costes se materializa desde la producción hasta la distribución, pasando por el embalaje, almacenaje y transporte. Y al producir a nivel mundial y no tener intermediarios, se lo pueden permitir.
Colchón de IKEA
¿Por qué no probarlos y salimos de dudas? ¿Por qué no probar un colchón de IKEA si tenemos 365 días para hacerlo y devolverlo si no nos convence y con 25 años de garantía? En serio. ¿Qué? ¿Nos convencemos? ¿Miraremos en IKEA la próxima vez que busquemos un colchón? Post patrocinado

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies