Nunca he estado en Marruecos, aunque no por falta de ganas. Pero de vez en cuando, vuelvo a este país sin haberlo pisado nunca. Porque de vez en cuando, me apetece montarme en el blog y viajar con él. Que sí, que sí. Que por unas horas el blog se convierte en el transporte que necesite para viajar hasta donde quiera. Para hoy lo he convertido en blogbus y en blogbarco, y he cruzado media España y el estrecho de Gibraltar, para llegar a Marruecos. Luego he vuelto y mirad lo que he traído.

Decoración Marruecos

En verano me suele dar la fiebre mediterránea. Y tengo suerte porque nací, crecí y vivo en él. Pero a veces me apetece mirar más al sur, buscando inspiración decorativa en esos países que tanto tienen que ver con mi tierra, pero que al mismo tiempo, porque nos hemos europeizando un poco, me parecen algo exóticos.

Hoy os propongo un espacio que estructuralmente podríamos encontrar en una casa en Marruecos. Aunque no, no se trata de un comedor marroquí, sino de un espacio común en un hotel de Mykonos (Grecia).

He encontrado la primera fotografía que veis en el blog Pettite Passport y me ha enamorado automáticamente. Por eso me ha parecido justo enseñarla y mencionar a este blog, antes de ir a buscar su origen.

Porque como ya he dicho, el espacio fotografiado es una zona común en un hotel en Grecia; el hotel San Giorgio en Mykonos.

Marruecos decoración

En realidad, se podría sospechar que no este espacio no es realmente un espacio en Marruecos. Como he dicho no he estado nunca, pero me imagino Marruecos con más color.

DECORACIÓN MARROQUÍ-HELÉNICA

El luminoso blanco que domina esta estancia, nos podría dar la pista para descubrir como es, su verdadera localización; Grecia.

Sin embargo, en un mundo globalizado como el que hemos creado, tampoco sorprendería encontrar que fuera al revés. Podría ser un comedor en Marruecos, suavizado por alguna influencia del este.

Sea como sea, me parece un espacio maravilloso e inspirador. Podríamos dejarnos llevar por esta imagen no solo cualquiera que viva en el Mediterráneo, sino cualquiera que tenga una casa de verano y busque un estilo étnico para decorarla.

Quizá no crearía un espacio similar en una vivienda habitual. Pero ese banco de obra alrededor de la sala, un elemento puramente marroquí, podría ser perfecto para recibir a amigos en esa casa de vacaciones en verano. Las mesas bajas frente a esa bancada, también nos ayudarían a servir bebidas y comidas suficientes. Y lo mejor es que con unos u otros textiles, podríamos adaptar el espacio durante años a las tendencias del momento.

Si actualmente se llevan los colores más neutros y los elementos naturales, el espacio está perfecto tal y como lo veis. Pero si aparece cualquier color como la tendencia de la temporada, solo tendríamos que cambiar los cojines, añadir una alfombra o quizá colgar una cortina.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies