Hace poco tiempo me sorprendió enterarme de que no a todo el mundo le gustan las bicis. ¿Os lo podéis creer? Seguramente algunos os sorprenderéis tanto como yo si es nueva la noticia para vosotros, algunos estaréis asintiendo mentalmente porque ya lo sabíais y algunos otros estaréis molestos porque efectivamente, no os gustan las bicis. Pero yo qué sé, lo de que a todo el mundo le gustan las bicis es algo que di por hecho, evidentemente equivocándome porque como con cualquier cosa, hay también a quien por lo que sea, no le gustan las bicicletas. Por ellos no puedo más que pedir disculpas porque la propuesta de hoy en el blog tiene mucho que ver con bicis.

Decoración con bicicletas


Cualquier cosa, absolutamente cualquier tema, cualquier objeto, cualquier motivo, cualquier forma, cualquier color, cualquier lugar, cualquier obra literaria, arquitectónica, pictórica, cinematográfica y hasta musical, puede servir como inspiración para decorar.

Si lo que nos gusta es algo tan común como las bicicletas, no será difícil encontrar mil formas de inspirarnos en ellas para decorar. Hasta sin buscarla, he encontrado yo hoy esta preciosa idea para convertir a las bicicletas, en tema decorativo para un dormitorio o un escritorio.

He dudado un poco en enseñaros esta imagen porque no tengo clara su fuente original. Investigando, de enlace en enlace y de página en página, porque esta fotografía aparece en un buen montón de webs, lo más lejos que he podido llegar es a averiguar que alguien la encontró en la página web Stipje y aunque no he podido localizar el lugar exacto, debo citar a esta como fuente.

Sea de donde sea y si alguien conoce el origen de la imagen que nos lo cuente, esta propuesta decorativa inspirada en bicicletas bien merece el riesgo de equivocarse con la fuente.

La idea es un interesante juego entre la imagen plana y silueteada de dos bicicletas y un elemento que solemos encontrar en su versión de paseo en relieve.

Las siluetas de las bicis, pintadas en color azul en una pared rosa, convencen gracias a que están acompañadas por unas cestas que bien podrían ser cestas en bicicletas de paseo reales.

Las cestas le dan un toque decorativo y práctico a las bicicletas pintadas, porque aunque pueden servir como simplemente ornamentación, también pueden ser un elemento de ordenación, dependiendo de donde coloquemos estas bicis.

¿Qué os parece? ¿Os gustan las bicis? ¿Se os ha ocurrido alguna vez usar las bicicletas como inspiración para decorar? ¿Creéis que hecho bien arriesgándome a no citar la fuente original de esta propuesta decorativa con bicicletas?

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies