Estoy terminando la semana con DIYs. Si ayer os contaba cómo decorar una pared con unas láminas de flechas hechas a mano, hoy os cuento como hacerlo con vinilo adhesivo con un diseño DIY.

Decorar con vinilos adhesivos

En realidad, esta manualidad decorativa para la que he usado vinilo adhesivo, la hice la semana pasada. Los que me seguís en Instagram es posible que la recordéis porque ya adelanté algún detalle de este trabajo en su momento.

¿Qué he hecho? Ya lo estáis viendo. He decorado una pared con vinilo adhesivo, pero no con uno prediseñado y preparado para pegar en la pared directamente. Este vinilo decorativo me lo he hecho yo con un rollo de color amarillo comprado en Leroy Merlin.

Sí, ya sé que la forma y el diseño de este vinilo decorativo no es tan espectacular como los que podemos comprar en una tienda ya hechos. Pero no me podéis discutir que es más económico.

Vinilos decorativos

No es la primera vez que decido hacerme mi propio vinilo decorativo para decorar. De hecho, hace ya mucho tiempo decoré no una pared, sino la nevera de esta forma.

En esta ocasión quería, inspirada en las abejas, su atractivo color amarillo y sus perfectos panales, crear unas “casillas” en forma de hexágonos que me las recordada. Llamadme rara, uno de mis bichos favoritos es la abeja.

Y claro que encontré vinilos adhesivos en tiendas en forma de panales de abeja. Pero todos se salían de mi presupuesto.

Por eso se me ocurrió comprar mi propio rollo de vinilo adhesivo amarillo en Leroy Merlin y recortar yo misma unos cuantos hexágonos de ese vinilo.

Ya sé que este panal de abeja de vinilo adhesivo no me ha quedado tan perfecto como una auténtico panal de abeja. Pero insisto en que para lo que me ha costado (en tiempo una tarde y en dinero no llega a 8€), el resultado decorativo en la pared es más que satisfactorio.

Vinilo decorativo DIY

¿Cómo lo he hecho? Para hacer mi propio, personal, particular, único y económico vinilo decorativo lo primero fue dibujar la forma que quería usar como patrón repetido en la pared, en una hoja de papel. Y elegí un hexágono pero se puede hacer el mismo trabajo con una estrella, un círculo, un corazón o cualquier otra forma que esté entre vuestras favoritas.

Luego, usando el recorte hexagonal de papel como plantilla, dibujé todos los hexágonos que veis pegados en la pared en el vinilo adhesivo amarillo y los recorté.

Sobra decir que podéis encontrar vinilos adhesivos en rollo en un buen montón de colores distintos e incluso estampados. Es fácil animarse por ello a hacer esta manualidad decorativa variándola a vuestro gusto.

Una vez tuve todos los hexágonos que quería recortados, solo quedaba pegarlos en la pared. Eso fue lo que más me costó. Al ser una forma perfecta la del hexágono y yo bastante imperfecta, me costó incluso usando una regla, pegar los vinilos en la pared de manera que aquello pareciera un panal. Y no me atrevo a decir que lo he conseguido, pero estoy contenta porque tampoco soy muy perfeccionista.

Decorar con vinilo adhesivo

El hecho es que os guste más o menos mi trabajo, la forma y el color que yo he escogido para hacer este vinilo panal e incluso si lo he conseguido colocar mejor o peor, lo que espero que sí os guste es la idea. Es más, espero que le sirva a alguien de inspiración.

Os animo a que hagáis vuestros propios vinilos decorativos DIY y me lo contéis.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies