No voy a afirmar que sea posible comer o merendar en el exterior durante el otoño, en cualquier parte del mundo. Pero para los que tenemos la suerte de vivir en zonas mediterráneas o en zonas climáticas suaves, nos podemos permitir una mesa de exterior como esta, en octubre e incluso en algunos días soleados de noviembre.

Mesa de exterior para otoño.
Una mesa bonita para el exterior en otoño.

¿Cómo lograr montar una mesa en el exterior en otoño y no fracasar? El truco está en abrigar la mesa y aportar calidez con los elementos decorativos.

¿Qué te parece usar una manta auxiliar en lugar de mantel? Fíjate cómo lo han hecho en la mesa de otoño con la que hoy ilustro el artículo del blog. Ya ves que como fondo de mesa no se ha usado más que una de esas mantas auxiliares que todos tenemos en casa o incluso en el coche. El estampado escocés, un estampado que asociamos por tradición con el otoño y el invierno, ayuda a la calidez que se pretende en esta mesa de exterior para otoño.

Decorar una mesa de otoño para exterior.
Colores cálidos como el rojo, el marrón o el verde, pueden ser perfectos para decorar una mesa de otoño para exterior.

Los demás elementos decorativos que se han colocado sobre esta mesa de otoño para exterior, aportan casi el mismo nivel de calidez. Marrones, verdes y rojos; colores cálidos y tradicionalmente asociados a los meses fríos, son los colores elegidos para combinar y restar frialdad a algunos toques de blanco que nos recuerdan que aunque se trata de comer en el exterior, el frío estará presente.

Como mesa de exterior, no se ha pretendido una imagen sofisticada sino más cercana a un ambiente agro o rústico. Los manteles individuales se han elegido marrones y bruscos, casi del mismo tejido con el que se han adornado los simples y naturales tallos y ramas que decoran la mesa en verde y rojo.

Decoración de la mesa de otoño en el exterior.
Si vas a comer, almorzar o merendar fuera de casa este otoño, no te olvides de las velas. Las calidez de las velas es imprescindible para decorar una mesa en otoño, fuera y dentro de casa.

Rústicos también son los soportes que se han creado para los portavelas de cristal. De hecho, no son más que trozos de troncos sin tratar, bruscos y toscos pero que no parecen restar elegancia a los enormes vasos que contienen lo que parece una arena blanca (podría ser sal) que aguanta los velones blancos.

Ese detalle, el de las enormes velas que para una mesa de exterior en otoño son obligados, aportan no solo calidez a esta atrevida mesa otoñal para el exterior, sino que logrará un ambiente casero fuera de casa.

Para terminar en los detalles que pueden pasar inadvertidos en esta mesa de otoño para exterior, pero que son la guinda perfecta en ella, no hay que olvidar los detalles en negro, verde y grana sobre cada plato y los mangos de los cubiertos que también se han elegido en rojo burdeos a conciencia.

¿Qué me dices? ¿Te atreves con un almuerzo, comida o merienda este otoño en el jardín? Ahora ya sabes cómo decorar la mesa.

Imágenes de Houzz.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

One thought on “¿Es posible? ¿Una mesa de exterior en otoño?”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR