Ya sé que como muchas otras fiestas, la de San Valentín tiene sus defensores y sus detractores. Pero todos los años, y ya van 10 veces, os propongo crear una decoración especial el 14 de febrero. No es que sea yo una gran defensora de San Valentín. Pero lo hago por dos razones. Primero, porque no encuentro mejor excusa para celebrar que el amor. Y segundo, porque aunque muchos asocian el Día de San Valentín con consumismo y por ello la rechazan, yo os propongo una decoración hecha a mano. No os va costar nada convertir una mesa de un 14 de febrero normal y corriente, en una especial mesa del Día de San Valentín.

Desayuno de San Valentín

¿Por qué un decorar el desayuno en el Día de San Valentín?

He decidido preparar un desayuno de San Valentín con decoración tematizada. ¿Por qué un desayuno? Porque como en la mayoría de los años, en este San Valentín también entre semana. Y no todos podrán preparar una comida especial para celebrar el 14 de febrero. Y sí, aunque lo mejor sería preparar una bien decorada cena de San Valentín, seguro que también encontráis ideas de sobra por ahí para hacerlo.

Decoración de un desayuno de San Valentín

¿Por qué no hay rojo en la decoración de este desayuno de San Valentín?

El rojo es y será el color del amor. Por eso es posible que encontréis muchas propuestas para decorar en el Día de los Enamorados con color rojo. Por eso yo he querido salirme de lo más habitual para proponerlos hacerlo con una alternativa neutra. Usar colores crudos.

Decoración  de San Valentín

¿Por qué una decoración de San Valentín tan fácil?

¿Por qué complicarnos? Lo que os propongo es algo sencillismo para decorar el desayuno en el Día de San Valentín.

Me habéis visto hacer cosas parecidas muchas otras veces. Sin irme muy lejos de un 14 de febrero, en algún año pasado os propuse hacer algo parecido imitando colas de flecha que podeís ver aquí. Y para un Día de Reyes os popuse esto otro.

El hecho es que es esta decoración para el Día de San Valentín es fácil y barata.

Decoración  en San Valentín para un desayuno

¿Qué necesitáis para decorar vuestro propio desayuno de San Valentín?

– palillos mondadientes
– papel
– adhesivo

Decorar el desayuno de San Valentín

¿Cómo hacer la decoración para un desayuno de San Valentín?

Lo que os propongo es hacer unos palillos con corazones y clavarlos en algo como bizcocho, brioche, magdalena o bollo. Tenéis que contar con que desayunaréis algo blandito el Día de San Valentín para poder clavar los palillos con corazones.

Convertir palillos normales en palillos para el Día de San Valentín es muy fácil. Solo hay que recortar corazones en papel. Yo he usado papel de relleno. Al necesitar tan poquito papel, os animo a que recicléis cualquiera que tengáis en casa. Si no tenéis a mano papel en desuso, podéis usar folios blancos. No quedará tampoco nada mal aunque si variará imagen final del desayuno de San Valentín.

Tenéis que recortar el doble de corazones de los palillos para el 14 de febrero que queráis. Luego, tenéis que pegar dos corazones en cada palillo; uno por un lado y otro justo por el lado contrario. De esta forma taparemos el palillo en uno de los extremos y esta decoración de San Valentín se verá perfecta por todos los dados.

Y eso es todo. Nada más que hacer para tener una decoración para un desayuno en el Día de San Valentín.

Decoración del desayuno en San Valentín

¿Cómo completar la decoración del desayuno de San Valentín?

No os compliquéis, con lo que uséis normalmente en un desayuno y con lo que podáis tener en casa y a mano.

Como ya sabéis que no soy muy de esforzarme en la cocina, yo he creado unos bocaditos de pan blando y crema de cacao sobre los que he pinchado los palillos de San Valentín.

Tenía unas cajitas con forma de corazón que me han servido como base para sujetar unos barquillos que completen el desayuno de San Valentín.

Una tabla de madera que uso habitualmente y no solo para los desayunos y dos tazas con un estampado parisino y romántico que no solo tengo para el Día de San Valentín, y desayuno decoradamente perfecto.

Decoración desayuno San Valentín

Mi propuesta es solo una idea. Para preparar y decorar vuestro propio y particular decoración para el Día de San Valentín, podéis inspiraros en esta pero que no os limite. Podéis usar otro material para crear los palillos. Podéis variar la forma de corazón. Podéis cambiar el color crudo por un tradicional rojo. Y por supuesto, como ya os he dicho, no os esforcéis demasiado y combinad la decoración de San Valentín que preparéis para vuestro desayuno, con los elementos con los que normalmente desayunéis un día cualquiera.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies