Esa serenidad sensible que asociamos a la decoración japonesa, es la que se puede perdibir en el precioso dormitorio que hoy me sirve de inspiración en el blog.

Decoración japonesa de dormitorio.

Este dormitorio, que me ha servido para titular el post de hoy “Un dormitorio japonés“, lo he encontrado entre otras inspiradoras fotografías en PIXERS. Y digo que me ha servido para atreverme con el titulo, a pesar de que ni se trata de un dormitorio japonés por estar en Japón, y a pesar de que ni siquiera cumple fielmente los cánones de lo que llamaríamos decoración japonesa.

Sin embargo, sí hay dos detalles que nos hacen asociar la decoración de este dormitorio, con la decoración oriental en general y en particular con la decoración japonesa.

Dormitorio japonés.

Por un parte, la enorme pantalla de la lámpara colgante, recuerda inevitablemente a los tradicionales farolillos japoneses de papel. Y por otra parte, el protagonista mural que cubre la pared con un delicado estampado, se inspira claramente en un paisaje japonés igualmente tradicional.

Decoración de dormitorio japonés.

Por lo demás, ningún otro elemento de este dormitorio, podríamos asociarlo directamente con la decoración que se ha exportado de Japón como tal.

De hecho, sustituyendo los dos elementos que hemos definido como ligados directamente a la imagen japonesa por otros, podríamos transformar este “dormitorio japonés” en un dormitorio nórdico o un dormitorio moderno.

Y sin embargo, solo con dos elementos, la lámpara y el mural, nos atrevemos a decir que este dormitorio podría ser un dormitorio de estilo oriental o de estilo japonés. ¿Por qué?

Está claro que este dormitorio japones, es un ejemplo clarísimo de cómo uno o dos elementos, dándoles el protagonismo necesario, pueden definir radicalmente el estilo decorativo de un dormitorio o de cualquier otra sala.

El mural, que es obvio protagonista de este dormitorio japonés, sirve de fondo y marco temático al mismo tiempo. Define de esta forma que el tema del dormitorio es, Japón.

Un segundo elemento, la enorme pantalla que cuelga del techo en forma de farol japonés y quizá por su tamaño, es el único que consigue restar algo de protagonismo al mural que ya de por sí es de estilo japonés, en este dormitorio.

Pero hay otros elementos en este dormitorio, que aunque nada tienen que ver directamente con Japón ni con el estilo decorativo japonés tradicional, marcan igualmente la decoración sin poner ni quitar al estilo general del dormitorio.

Un precioso suelo de madera blaquecina, una curiosa cesta a los pies de la cama, las sábanas blancas con toques de gris oscuro y la maravillosa estufa desde el suelo hasta el techo, son elementos decorativos que merecen la pena en este dormitorio, y que sin embargo no aportan nada de estilo para contraponer al estilo que realmente controla el espacio.

Por ello, mantengo el título del post y aquí os dejo este dormitorio japonés.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta pagina de decoración sin autorización.

One thought on “Un dormitorio japonés.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies