El sofá, junto con una mesa de comedor y sus sillas, son los tres primeros elementos imprescindibles que debemos conseguir cuando queremos montar desde cero un salón, un salón comedor o una sala de estar. ¿Cómo elegimos nuestro sofá? ¿Compraremos el primer sofá que nos guste? ¿Probaremos mil sofás antes de decidirnos por uno?

 

Elegir el sofá

Aunque un sofá, sin duda, es uno de los muebles con más presencia en nuestro salón, su elección ha de ir más allá de la simple importancia decorativa. El sofá es un mueble de mucho uso, en el que se dará diariamente la mayor parte de los encuentros familiares, las meriendas, el tiempo del descanso, de lectura, etc…

Por esta razón, al elegir el sofá no solo debemos fijarnos en su color, en el material o en el tamaño. El sofá perfecto es aquel sofá que además de que nos gusta estéticamente, nos resulta cómodo.

A la hora de elegir un sofá, debemos valorar todas las posibilidades y escoger bien el material, el tamaño, los colores, etc… Una mala elección del sofá, nos acompañará durante algunos años en la vida diaria, pues mucho de nuestro tiempo en nuestro hogar, lo pasamos con él y sobre él.

Elegir un sofá

Si nuestras posibilidades económicas nos lo permiten, la mejor idea es encargar un sofá hecho a medida que encajará perfectamente en nuestro salón y al tiempo podremos elegir “a la carta” el diseño.

La diferencia de precio entre un sofá a medida y uno de serie, puede suponer hasta un 30% de diferencia sobre el hecho a nuestro gusto. Además de esto, deberemos tener en cuenta que la fecha de entrega se alarga bastante si elegimos la opción de diseñar nuestro propio sofá.

Por estas razones, la mayoría de nosotros optaremos por acudir a las numerosas tiendas de muebles que hoy existen, o incluso algunas especializadas enteramente en sofás, sillones y muebles para el descanso.

De cualquier forma, las normas básicas para acertar con la elección del sofá son siempre son las mismas.

Las medidas, la estructura, el relleno, el acabado y la ergonomía, son los elementos que debemos valorar para elegir nuestro sofá; uno de los muebles más usados en el hogar y la vida diaria.

Una regla importante es no comprar el primer modelo de sofá que nos guste. Se han de consultar diferentes modelos, diseños y fabricantes, hasta tomar la importante decisión de elegir un sofá.

Cómo elegir un sofá

QUÉ TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UN SOFÁ

El espacio

En cuanto a las medidas del sofá, debemos valorar el espacio que deseamos que este mueble ocupe en nuestro salón o sala de estar, así como cuántos miembros de la familia van a necesitar su uso al mismo tiempo.

El relleno

Los rellenos más habituales de los sofás son la pluma, la espuma y la gomaespuma. Siendo el más recomendable la pluma por su comodidad y la espuma el más común por su precio. La gomaespuma cuenta con el inconveniente de ser un material rígido y demasiado caluroso para la época estival.

La estructura y los elementos que lo forman

Un sofá debe ofrecer una resistencia basada en una estructura firme, siendo el mejor material para conseguirla, la madera maciza. Hoy en día se fabrican muchos sofás recomendables y resistentes en metal también.

Además de la estructura general del sofá, habrá que prestar atención a las patas. Algunas veces estarán atornilladas a la estructura del mueble y otras formarán parte de ella.

Las correas deben proporcionar resistencia y confort a los asientos, por lo que deben ser muy resistentes.

En cuanto al tejido que recubre el sofá, deberemos valorar su resistencia, la capacidad de transpiración y que sea lavable, de color sufrido o incluso mejor si es desenfundable.

Le ergonomía

La ergonomía de nuestro sofá es el elemento que intervendrá, no tanto en la decoración pero sí en nuestro bienestar.

Debe elegirse un sofá duro, salvo para la zona de la espalda que deberá ser más blanda para proteger los riñones. Si se escoge un sofá con un respaldo blando y mullido, evitará que el cuerpo resbale y la espalda sufra. El sofá debe ofrecer reposabrazos a la altura del codo, si es posible conseguirlos, son muy adecuados los sofás con los reposabrazos adaptables.

El uso

Y finalmente, para la elección del sofá perfecto, deberemos tener en cuenta el uso que le vamos a dar.

Elegiremos un sofá extensible para los espacios pequeños que nos permitan recoger el mueble cuando no se use, un sofá cama si solemos tener invitados en casa, etc…

2 thoughts on “Cómo elegir un sofá”

  1. Otra cosa a tener en cuenta es el tapizado, especialmente si se tienen niños. Que sea de piel o una tela anti-manchas de fácil limpieza nos garantiza su perfecto mantenimiento del sofá con el paso de los años. Un saludo

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR