Aunque la forma de calentarse en casa ha evolucionado tanto que casi hemos olvidado el fuego, no se puede negar que quien más y quien menos, todos hemos pensado alguna vez en una chimenea y en el calentito fuego de verdad.

Fuego ficticio.
¿Fuego real o fuego ficticio ?

El fuego ha estado tan íntimamente relacionado con el lugar donde vivimos, que cuando llamamos hogar a nuestra casa, no estamos más que dándole el nombre que antiguamente pertenecía al lugar del fuego.

Pero, ya sea por falta de espacio, por evitar el sucio hollín o necesitar un combustible más económico o fácil de conseguir que la leña, el fuego ficticio es la fórmula más cercana a la chimenea con fuego real, para calentarnos en casa.

Por ello, el fuego en casa no solo tiene el valor directo que supone el calor que desprende, sino que simplemente su imagen, transmite un calor y una calidez espiritual, igualable al calor sensorial.

Esa puede ser la razón por la que el calor ficticio está teniendo tanta aceptación y es elegido por muchos para calentar el hogar en los meses fríos.

¿Que qué es el fuego ficticio?

El fuego ficticio no es más que una simulación de fuego real, que puede o no, desprender calor. Si desprende calor, el fuego ficticio se convierte en una solución para calentar la casa, con un aporte altamente decorativo.

Según la calidad de la simulación del fuego ficticio, este puede “convencernos” de su calor. De la misma forma que la imagen de una chimenea encendida se asocia con un ambiente hogareño y cálido, el fuego ficticio aunque lo sea, puede transmitirnos la misma idea y ese es su valor añadido.

Fuego falso.

Es lo que ocurre con el fuego ficticio Opti-myst de Bosch Marín, que tuve el gusto de descubrir en vivo, en la pasada edición de Hábitat Valencia.

Todas las fotografías y el vídeo con que ilustro el post de hoy, son de Bosch Marín.

El sistema Opti-myst es una simulación impresionante de fuego. Gracias a esta tecnología, se ha conseguido un fuego con algo más que llamas realistas, con un efecto humo jamás visto en fuegos eléctricos y simulaciones de fuego.

No voy a contaros como se consigue porque entra más en la teoría que en lo que a mí me interesa que es el valor estético, pero a quien le interese puede conocer este sistema de fuego ficticio puede hacerlo en BoschMarin.com.

Falso fuego.

Lo que si puedo contaros es que es realmente impresionante, y cuesta creer que este fuego ficticio no sea fuego real. Además del humo, también ficticio por supuesto que emiten estas falsas chimeneas, el engaño se consigue gracias a unos “leños” incandescentes y “cenizas” que logran un realismo superado.

Tal y como tenemos todos la economía, la mayoría de nosotros no valoraremos como opción este sistema de calor en casa. Pero simplemente por descubrir la maravilla y realismo de este fuego ficticio creo que debía contároslo.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta pagina de decoración sin autorización.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies