Ya sabes que las guirnaldas han dejado de ser exclusiva decoración para fiestas, hasta convertirse en geniales elementos para decorar toda clase de espacios, interiores y exteriores. Esta propuesta para decorar con guirnaldas que he encontrado en Design Love Fest es la prueba.

Decorar con guirnaldas.

Las guirnaldas siguen siendo buena decoración para fiestas. Quizá porque alguien las olvidó colgadas en una pared tras una de estas fiestas, las guirnaldas cayeron en gracia y hoy se han convertido en elementos decorativos muy buscados para espacios infantiles y no descartables para decorar otra clase de espacios en casa.

La propuesta que hoy te hago, es la de usar no una guirnalda para decorar una pared, sino todas las que puedas conseguir.

Ya estás viendo la propuesta ilustrada en la fotografía. ¿No queda nada mal verdad?

El truco para conseguir un buen efecto visual con varias guirnaldas sobre una pared, como estás viendo, es sujetar esas guirnaldas de los mismos puntos, pero “abombachar” a diferentes alturas esas mismas guirnaldas.

De esta forma, se puede decorar una pared vistiéndola de colores y formas a tu gusto, sin usar pintura ni papel de pared, ni otros elementos como cuadros, láminas o vinilos.

Me encanta lo de decorar con guirnaldas por muchas razones. Pero además de lo más obvio, que se puede conseguir una explosión de color y relieve en una pared, lo que más me gusta es que no es una decoración firme. Si nos cansamos de todas estas guirnaldas decorando la pared, podemos quitarlas, cambiarlas de sitio o quitar solo algunas de ellas para cambiar la decoración.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies