Sé que muchos y muchas me leéis desde el trabajo y concretamente desde la oficina. Por eso, aunque menos de lo que quisiera, me esfuerzo en traer al blog alguna idea para decorar la oficina o el espacio de trabajo. A ver qué os parece esta.

Idea para decorar la oficina

No es la primera vez que me lo habréis leído o oído decir; la decoración de la oficina tiene doble reto.

Por una parte, decorar la oficina, igual que decorar cualquier otro espacio, supone ponerla bonita, hacer que resulte un espacio atractivo o al menos no desagradable y que apetezca estar en él.

Pero por otro lado, decorar la la oficina también supone hacer de ella un espacio práctico y funcional.

Pues ambos retos los supera creo yo, la idea que hoy os propongo para decorar la oficina y que he encontrado en Better Homes and Gardens (ya sabéis que es una de las páginas donde más inspiración y buenas ideas encuentro).

Decorar la oficina

La idea es la de convertir económicos y comunes y corrientes portapales rígidos, en decoración, y al mismo tiempo, que sigan funcionando como portapapeles o portanotas en la oficina.

Esta idea para decorar la oficina podemos ponerla en práctica con tan solo conseguir esos portafolios o portapapeles duros que suelen estar hechos de chapa de madera, y colgarlos en la pared. De esta manera, podemos usar estos portafolios en la oficina para sujetar las notas que de otra manera estarían tiradas por los cajones, metidas en las agendas, debajo de los teclados o hasta acabarían perdiéndose.

Sin embargo, como no olvidemos que la intención no es solo hacer de la oficina un espacio funcional sino también decorarla y ponerla bonita, a esos portafolios se les puede hacer algo más.

Ideas para decorar la oficina

En este caso nos proponen decorar los portafolios antes de colgarlos en la pared de la oficina de una forma muy fácil pero muy práctica.
Se trata de cubrir y enmascarar con cinta de pintor o la también llamada cinta de carrocero, por ejemplo los bordes superior e inferior, de cada uno de los portafolios con los que vayamos a decorar la oficina. Entonces, pintamos la parte que queda libre de cinta con pintura pizarra.

Luego, cuando  la pintura se haya secado, cubrimos con nueva cinta de carrocero la parte pintada inferior, y volvemos a pintar una banda, pero esta vez con algún color, el borde de abajo del portapapeles o portafolios.

De esta forma, además de conseguir unos prácticos accesorios para sujetar papeles y notas en la oficina, que además son muy decorativos, también conseguimos unos tableros para anotar lo que sea con tiza.

Para acabar y darle un toque muy de oficina a esta decoración práctica, podemos escribir el motivo al que vamos a dedicar cada portafolios en la ofi. Podemos escribir o pintar o dibujar o lo que sea, un “FACTURAS” para el portapapeles que sujete las facturas, un “HACER” para el que vaya a sujetar notas con tareas pendiente, un “COMPRAR” para el que vayamos a usar para escribir directamente en la parte de pizarra lo que necesitamos comprar, un “CITAS” para escribir con tiza a quién tenemos que visitar o quien nos visita… Imaginación mezclada con funcionalidad es la clave de esta genial idea para decorar la oficina.

Publicación original de DecoraDecora.es.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR