¿Os he dicho que no me gustan los cuadros? Salvando los cuadros fotográficos, con fotografías personales, no tengo en casa ni un solo cuadro decorando las paredes. Por otra parte, adoro las láminas y uso dibujos propios, recortes de revistas, ilustraciones compradas o lo que se me ocurra, para hacerme láminas y colgarlas por todas partes y habitaciones de la casa. Os cuento cómo me he hecho una de estas láminas con un envoltorio.

Láminas hechas a mano.
El envoltorio de tu caramelo favorito, el del chocolate que nunca falta en casa o el envoltorio de esos snacks que te acompañan en las tardes de cine, pueden convertirse en láminas decorativas.

LÁMINAS HECHAS CON ENVOLTORIOS.

Láminas de envoltorios.
Se pueden hacer láminas con un portafotos o marco y cualquier cosa plana que te guste. Yo me he hecho esta lámina con un envoltorio.

El envoltorio que he usado para hacerme esta lámina decorativa, es el envoltorio de los últimos caramelos smarties que de momento he tenido en casa; unos caramelos muy especiales para mí.

Si me conocéis mínimamente, aunque sea solo de forma virtual, sabéis que USA es una de mis pasiones y que en septiembre de 2011 hice el que hasta hoy, es el viaje de mi vida. De aquel viaje me traje muchos productos americanos que como buena amante de la cultura estadounidense he idealizado. Uno de esos productos fueron los caramelos smarties, los icónicos caramelos americanos que es posible que algunos conozcáis.

Al abrir la última “columna” de caramelos smarties guardé el envoltorio pensando en mantenerlo en cualquier sitio como recuerdo de los Estados Unidos y de mi viaje.

Pero “cualquier sitio” no es suficiente para un símbolo tan pop, tan kitsch y tan americano como lo es para mí el envoltorio de unos smarties. Por eso decidí aprovecharme de su imagen, que combina perfectamente con el resto de la extremadamente personalizada decoración de mi salón y convertir este envoltorio en una lámina decorativa.

Láminas hechas con envoltorios.
El envoltorio que he convertido en lámina decorativa es de los icónicos smarties americanos.

¿Cómo he hecho una lámina con el envoltorio de unos caramelos smarties?

Para hacer esta lámina con el envoltorio de los smarties no me he complicado mucho. Como tengo todo un cajón lleno de marcos para fotos, lo abrí y encontré el perfecto para convertir este envoltorio en una lámina decorativa.

El marco que he usado es en realidad un marco sin marco; una chapa con cristal sujeto con pinzas y perfecto para decorar con láminas cuando quieres que el protagonista de la decoración sea lo que enmarcas y no el propio marco como ocurre a veces.

Por eso me gustan estos marcos para usar con láminas, con ilustraciones o con envoltorios como en este caso; porque lo único a lo que se presta atención es a la imagen por ausencia de marco.

De hecho, quizá recordéis que ya me habéis visto utilizar este tipo de marcos para otro tipo de láminas como cuando hice una lámina DIY para decorar en San Valentín o cuando enmarqué otras láminas hechas a mano con recortes de una bolsa de Coca-Cola.

¿Y si no tenéis ningún marco para vuestra lámina de envoltorio? No hay problema si el envoltorio está en buen estado. Podéis hacer como hice yo con otros dibujos; colgarlos y hasta “enmarcarlos” con cinta adhesiva estampada como os conté aquí y aquí.

Os animo a crear vuestras propias y personales láminas con envoltorios de la misma forma que yo lo he hecho con el envoltorio de unos smarties. Si tenéis una marca favorita de snacks, si tenéis una etiqueta de cuyo diseño no os podéis olvidar nunca, si os gusta el grafismo del logo de un paquete de lo que sea, si os habéis enamorado de cualquier envoltorio, convertidlo en lámina.

Publicación original de Decora Decora.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies