Me he decidido. Me he decidido a pintar un árbol en la pared y desde ahora recibo en casa a los invitados de esta forma.

Pintar un árbol.

La verdad es que desde hacía tiempo, tenía tanto miedo como ganas de pintar un árbol en la pared. El miedo me lo he comido cuando he pensado que si la pintura es la apropiada, es tan fácil corregir un error con ella, como volviendo a pintar. Y con este pensamiento solo me quedaron las ganas y el pasado fin de semana por fin, pinté un árbol en la pared. Concretamente, este árbol blanco sobre fondo verde manzana, lo he pintado en la pared que recibe a los recién llegados a casa, a falta de recibidor propiamente dicho.

Pintar un árbol en la pared.

La idea estaba clara en mi cabeza, quería pintar un árbol a mano alzada. Pero como siempre os digo, no soy muy mañosa en lo que a artes se refiere y de ahí el miedo a equivocarme en las líneas, a salirme con el pincel o a sencillamente no conseguir que el árbol una vez pintado, pareciera un árbol.

Al final, la teoría resultó acertada y la práctica parece que, no digo que haya salido de un diez, pero me he puesto un aprobado.

Decorar la pared con un árbol.

No es difícil pintar un árbol creedme. Gracias a que las formas naturales no son ni mucho menos perfectas, dibujar y luego pintar el árbol para decorar la pared de la entrada de mi casa, ha sido tan fácil como parecía. Eso sí, lo que he hecho es dibujar la silueta y la forma del árbol primero a lápiz en la pared, y luego pasar a la pintura definitiva. Si el lápiz es suave y la pared lo admite, si no me gustaba la forma de árbol inicial, siempre podía borrar e intentarlo de nuevo.

Para darle más gracia a este “artesano” árbol pintado en la pared, y porque no sabía donde meter las preciosas casitas que compré en Leroy Merlin las navidades pasadas, las he colgado en él. Estas casitas le dan un toque de tendencia al tiempo que algo infantil al árbol, que por el momento me encanta.

Árbol con casitas para decorar la pared.

Si vosotros también queréis pintar un árbol en cualquier pared de casa y como yo tenéis ese miedo inicial a dibujarlo a mano alzada, os puedo dar ánimo y algunos consejos.

En cuanto a los consejos técnicos, recomiendo pocas cosas. Lo primero en cuanto al color; si el fondo de la pared es de un tono oscuro o bastante vivo como en mi caso, pintad el árbol de un color neutro. Yo elegí el blanco directamente para conseguir el máximo contraste. El segundo consejo es sobre el tipo de pintura; evidentemente lo mejor es usar pintura para paredes, aunque para pintar mi árbol yo he utilizado pintura infantil para manualidades, una sencilla pintura al agua para asegurarme de que con el tiempo y cuando me cansé del árbol, podré cubrirla fácilmente. Y el tercer consejo es el de utilizar dos pinceles; uno muy fino para las líneas y bordes, y un segundo pincel algo más grueso para las zonas amplias.

Pintar un árbol hecho a mano.

Y eso es todo. Aquí tenéis un árbol pintado en una pared, un árbol decorativo con pintura, un árbol con casitas, un árbol de bienvenida a casa.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

One thought on “Pintar un árbol en la pared.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR