Aún no os había hablado en el blog en profundidad, de la pintura tiza o la también llamada chalk paint. Y ya tenía ganas de hacerlo, solo me faltaba la oportunidad y excusa que me ha dado Pinturas La Pajarita.

Chalk paint o pintura tiza

¿Recordáis que hace ya meses, os conté cómo hacer una balda estrecha con listones de madera? ¿Recordáis que en aquel momento no la pinté ni la traté, dejando los listones con el aspecto y la imagen que traían de la tienda? ¿Recordáis que os dije que más adelante las decoraría o pintaría? Pues después de tanto tiempo, al fin he decidido cómo pintar la balda estrecha que tengo en el salón sobre el sofá; con pintura chalk paint.

Pintar una balda con chalk paint

Como he dicho al comienzo del post, aún no os había hablado en profundidad de la pintura chalk paint, pero sí hice una pequeña referencia a esta pintura de aspecto tiza, cuando os mostré un precioso invernadero, cuyo exterior se ha decorado con este tipo de pintura.

Ya os conté entonces, que la pintura chalk paint es una pintura cuyo acabado es similar a un empolvado, un satinado peculiar que recuerda a la tiza y que es precisamente lo que la hace tan atractiva y deseada. Porque en poco tiempo, la pintura tiza o chalk paint, se ha convertido en la pintura más buscada, en la pintura que todo el mundo quiere probar y utilizar.

Pintura tiza

Hace algunos días, Pinturas La Pajarita me propuso probar su nueva y aún no a la venta, pintura chalk paint. Como veis, he tardado poco en decidir qué pintar con la muestra gris de esta pintura.

Así que hoy os muestro el resultado y os cuento mi experiencia al usar la pintura tiza por primera vez.

Chalk paint

Al no haber probado este tipo de pintura antes, mi única idea sobre ella estaba relacionada con la estética final. Digamos que hasta ahora, la pintura chalk paint me gustaba por su acabado satinado y por esos colores tan suaves y empolvados. Pero tras probarla, la pintura tiza me gusta más y por razones más técnicas que estéticas.

Aunque no puedo compararla con pintura chalk paint de otra marca, la de Pinturas La Pajarita me ha sorprendido por tres cosas especialmente.

1º Porque no necesita imprimación.

Por mi poca paciencia, y aún sabiendo que aplicar una capa de imprimación mejora notablemente el acabado al pintar sobre todo madera, suelo “pasar” de ella y emplear directamente la pintura. Al final acabo gastando mucho más producto porque para conseguir un buen acabado tengo que dar más capas.

La pintura chalk paint de La Pajarita no necesita esa imprimación.

2º Alta capacidad “cubriente”.

Para pintar la balda y que quedara tal y como la veis en las fotografías, solo tuve que dar dos capas de la pintura tiza, aún cuando la madera no tenía absolutamente ningún tratamiento anterior.

Es otra de las cualidades de esta pintura que me sorprendió favorablemente, su alta capacidad para cubrir y ocultar la base incluso notándolo ya al aplicar la primera capa.

3º No se notan las pasadas.

Esta es la tercera cualidad que he descubierto al pintar con esta pintura de la chalk paint; no se notan las pasadas.

Vale que el pincel que usé para pintar la balda fue un pincel de manualidades y no una brocha de pintor o un pincel cualquiera, pero usando un pincel de cerdas suaves y a pesar de ser una pintura con cierto espesor, no tuve que esforzarme para que no se notaran las pasadas. Algo con lo que normalmente peleo tanto con pinturas de bricolaje como con pinturas para manualidades.

Pintar con chalk paint

¿Resultado de mi primera experiencia con pintura tiza? Positivo, muy positivo.

Y vosotros, ¿ya habéis probado la chalk paint? ¿Qué habéis decorado con pintura tiza? ¿Aún nada? ¿Os animaréis después de leer mi experiencia?

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR