Parece que por fin vuelve el color a la decoración. Por fin abandonamos el abusivo blanco que ha dominado la decoración en las últimas temporadas, poco a poco. Quizá por imposición de la moda, quizá por el miedo al color, hasta hace poco todo el mundo prefería el blanco. Y es que el color es muy osado y solo para valientes. Usar color en decoración supone saber hacerlo.  Pero personalmente me alegro de que reaparezca y de formas tan curiosas como en un reloj como este.

Relojes negros con color
Estos interesantes relojes lo son por dos razones. Primero por su curiosa forma que simula un plato cuadrado. Y segundo por su extremo color negro. Para acabar haciendo de ellos unos relojes con gancho, las manillas aportan un curioso y visual toque de color.

El color en la decoración es difícil. Con todas sus posibilidades, no todo el mundo se atreve a usarlo. Además, con esa tendencia tendencia minimalista en la que hemos estado inmersos recientemente y la aún más reciente dominación nórdica en la decoración, ha sido fácil desecharlo.

Pero a mí me encanta el color y creo que con algunos consejos de especialistas o con buen gusto, se puede usar al decorar.

Admito que el color usado en sus tonos más fuertes y si se usa demasiado puede resultar agotador. Por ejemplo pintar las cuatro paredes de una habitación de un color naranja o amarillo muy vivos no es algo muy recomendable si es una habitación dedicada al descanso o a la concentración.

Tengo que reconocer que yo soy de esas personas que han decorado su casa convirtiéndola en un parchís, de colores llamativos y muy vivos.

Pero, como soy consciente, como he dicho antes, de que no todos nos atrevemos a un uso del color tan activo y sin embargo sí buscamos toques decorativos que lo usen, quiero mostraros un ejemplo muy elegante de cómo se puede usar colores vivos en la decoración sin llegar a llenar el ambiente de forma que consigamos un “Disneylandia” en nuestra casa.

Se trata de un reloj diseñado con sencillas líneas de toque moderno y minimalista que se rompe con el toque de color y diseño clásico de sus manecillas.

Es un reloj de pared con un contraste muy especial que lo convierte en un objeto único y muy llamativo que puede llenar cualquier rincón decorándolo de forma muy atractiva. Si colocas este reloj sobre una pared de esas tan blancas y pulcras de esas casas tan blancas y pulcras que se llevan ahora, tendrás una decoración completa con un solo objeto.

El reloj es un diseño del estudio del diseñador Benjamin Hubert, en el que, además de este elegante reloj, han creado otros objetos decorativos que, si tenéis unos minutos vale la pena conocer en su página web. Seguro que os dan muchas ideas para la decoración de vuestra casa.

One thought on “Relojes negros pero con un toque de color”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies