Todos vemos esos maravillosos espacios en las revistas de decoración, y en estas dos últimas décadas en blogs y páginas de Internet, y los queremos. Los queremos iguales, iguales, iguales. Lamentablemente nuestros espacios no empiezan casi nunca y nunca acaban, como los espacios que vemos en esas fotografías. ¿Qué falla? A través de la observación, he llegado a la conclusión que falla una, varias o todas estas cosas; la configuración del espacio, la configuración formal, la delimitación del mismo, la composición con objetos, las necesidades y la iluminación y otros efectos visuales. Estas son las seis cosas que he analizado y que estoy convencida de que en ocasiones nos ayudan y en ocasiones nos molestan e incluso nos impiden, una decoración de revista. Saber de ellas y aceptarlas, puede ayudarnos a ser más realistas a la hora de decorar y lo que es más interesante, acertar al hacerlo.

Tener una casa de revista

¿Cómo la configuración del espacio nos permite o nos impide una decoración de revista?

Con configuración del espacio me refiero básicamente a la arquitectura interior de un espacio.

No solo, aunque principalmente, me refiero al tamaño de ese espacio. También su anchura y longitud, su altura y la forma de un dormitorio, de una sala, de una cocina o de un salón; son características que pueden limitarnos o ayudarnos a recrear los espacios que vemos en las revistas o a decorar como queremos.

Conocer y sobre todo aceptar el espacio que queremos decorar, es básico para aceptar también que no podemos meter en ese espacio absolutamente todo lo que vemos en las revistas y blogs de decoración, que por el contrario sí que podemos o que por suma además necesitaremos algunos otros elementos.

¿Cómo la configuración formal del espacio nos permite o nos impide una decoración de revista?

Está muy relacionado con el punto anterior, pero he querido separarlo porque es este punto, aunque a veces nos parece el anterior, el que más difícil nos lo puede poner al a hora de imitar la decoración de un espacio que hayamos visto en fotografía y nos haya gustado.

Con configuración formal del espacio me refiero a ventanas y puertas. Queda claro que la cantidad de ventanas y puertas nos va a limitar a la hora de colocar muebles, objetos decorativos y hasta para simplemente crear efectos visuales con la pintura, el papel o la decoración de las paredes.

¿Cómo la delimitación nos permite o nos impide una decoración de revista?

A veces los espacios ya vienen delimitados en una vivienda o en un espacio interior. Y a veces debemos delimitarnos nosotros. Sea de una u otra forma, este es un aspecto básico y que muchas veces pasamos por alto al decorar.

Con delimitar un espacio me refiero a concretarlo para darle a ese espacio una función distinta a otro o simplemente para crear una división visual con el objeto de engañar a la vista.

Esta última opción, la de delimitar el espacio con la intención de engañar a la vista, es la que nos ayudará a recrear espacios que podamos ver en catálogos, revistas, blogs o escaparates de decoración, mientras que límites que ya existan en ese espacio y que estén relacionados con la arquitectura o morfología de la estancia, serán los que nos lo pongan difícil para hacerlo.

¿Cómo la composición con objetos nos permite o nos impide una decoración de revista?

Está claro y hasta sobra decirlo pero lo haré por si acaso, que si tuviéramos absolutamente todos los objetos, muebles y elementos funcionales y decorativos que vemos en la fotografía que deseamos imitar al decorar, y ninguno más, sería bastante más fácil recrear esa ambientación o el estilo decorativo que deseamos para nuestra casa en general o para una estancia en particular.

Pero admitámoslo, es posible pero poco probable que podamos conseguir todos los muebles y objetos decorativos de una foto de revista y que además no tengamos con contar con ninguno extra en nuestra decoración.

Ya sea por presupuesto económico o ya sea porque muchos objetos que vemos en revistas o blogs de decoración son atrezzo, DIYs, objetos heredados, únicos, demasiado caros para pagar por ellos o incluso desaparecidos de las tiendas, estos nos limitarán a la hora de decorar como queremos.

Por otra parte, si son objetos nuevos los que encontramos en las revistas, blogs o directamente en el escaparate o el catálogo de una tienda, conseguirlos y realizar la misma composición con ellos que deseamos porque así la hemos visto, será posible y fácil.

¿Cómo las necesidades nos permiten o nos impiden una decoración de revista?

Las necesidades, personales si vivimos solos o en un espacio personal y familiares si vivimos en familia o en los espacios comunes, pueden ser un impedimento a la hora de recrear la decoración que encontramos en las revistas.

Las fotos de las revistas, blogs o catálogos, están demasiado controlados y muy alejados de la función real de una vivienda. De hecho, el simple hecho de funcionar en un espacio lo alterará y es precisamente por eso por lo que dije al comienzo que aunque es posible que podamos decorar un espacio y recrearlo tal y como lo hemos visto en una fotografía, nunca acabará manteniéndose igual con el paso del tiempo y por el uso diario.

Nos guste tener las cosas justas o no, y tenerlas así o asá, las necesidades de cada casa pueden impedirnos ya no tenerlo, sino mantenerlo.

¿Cómo la iluminación y los efectos perceptivos nos permiten o nos impiden una decoración de revista?

El color con el que pintemos una pared no va a verse igual en una habitación más o menos iluminada. Ni siquiera el color con el que pintemos una pared va verse igual con el paso de las horas y el cambio de luz en el espacio durante esas horas. Imagináos elevar ese hecho a la afectación visual de los colores por la luz a los colores de los muebles, a los colores y estampados de los textiles de una estancia e incluso a los colores de los objetos decorativos del espacio.

Y aún podemos ir más allá. La iluminación natural, artificial y otros efectos perceptivos pueden cambiar por completo el resultado estético del diseño de una estancia.

Si tenemos suerte y esos efectos perceptivos de la habitación o sala que queremos decorar, coinciden con los que tiene la habitación o estancia que hemos visto fotografiada y queremos imitar, estos nos ayudarán a conseguir la imitación. Si son muy distintos o incluso algo distintos, se convertirán en un impedimento.

Cómo tener una casa con decoración de revista

Dicho todo esto, ¿debemos renunciar a tener una decoración de revista? No, debemos solo ser realistas, aceptar nuestro espacio tal y como es y sobre todo conocerlo.

Como he dicho todo el tiempo, no es que en ocasiones estos factores que he presentado puedan impedirnos recrear espacios que vemos en las revistas, también en ocasiones nos ayudarán a hacerlo. El truco está en conocer qué nos ayudará y que nos lo pondrá difícil y adaptar nuestro propio espacio para una reinterpretación de los espacios de revista propia.

Publicación original de DecoraDecora.es.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR