Siempre he visto los sujetamanteles como elementos que aunque pueden ser muy decorativos, son más que nada funcionales. La función de los sujetamanteles es la de evitar que un mantel se vuele o se mueva, sobre todo por el viento en el exterior. Pero, como tantos otros objetos que una vez fueron puramente funcionales pero se transformaron en decoración, hoy os propongo unos sujetamanteles muy decorativos; unos sujetamanteles de calabazas.

Sujetamanteles decoración otoño

Si queremos este sujetamanteles, vamos a necesitar unas calabazas naturales de pequeño y similar tamaño. Cuatro calabacitas concretamente, son las que se necesitan para colgar de cada una de las cuatro esquinas de un mantel.

Aunque es época de calabazas y es muy fácil encontrarlas en mercados, fruterías y supermercados, es posible que tan pequeñas no encontramos. Si no es así, siempre podemos ir directamente a la huerta y pedir a un campesino que nos venda o nos regale cuatro calabazas pequeñitas y de tamaño y forma parecidos.

Sujetamanteles calabazas

Una vez hayamos conseguido las cuatro calabazas, hacer estos sujetamanteles va a ser más que fácil.

Para hacer los sujetamanteles con calabazas, solo hay que atar un cordón en el tallo. El aspecto natural y rústico del cordón añadirá estilo a estos sujetamanteles naturales.

En la fotografía que he encontrado en BHG, han colocado una anilla en cada esquina del mantel por lo que es fácil colgar de ella estos sujetamanteles otoñales. Pero si no queremos complicarnos la vida y necesitar más faena y comprar anillas, mi sugerencia es que atemos el cordón directamente a las puntas del mantel y el resultado será parecido.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR