El que hoy os voy a enseñar, es un mueble de los que a veces presento en el blog porque jamás tendré uno en casa. “Guardarlo” aquí es una forma de tenerlo sin tenerlo. Y no penséis que es la primera vez que lo hago. Muchas de las cosas sobre las que aquí escribo, son en realidad deseos a los que renuncio. Hacerlo es como no renunciar del todo a ellos en realidad. Se quedan aquí, como un amor platónico y como una forma de “tenerlos”, ocupando solo espacio digital. Hoy le toca a un banco multiuso con un diseño muy inteligente y particular.

Un banco multiuso

He encontrado este banco multiuso en una de mis tiendas de muebles favoritas; Car Möbel. Nunca he comprado en ella. De hecho, ni siquiera estoy segura de que sirvan a España. Pero siempre, cada vez que por cualquier caso vuelvo a abrir su página web, encuentro algo que me enamora por completo.

Ni intento pedirlo porque casi siempre acaba dominando el sentido común en mi cabeza. Porque la mayoría de esos enamoramientos que sufro en Car Möbel, son sobre objetos de deseo que como os contaba al comienzo del post, son imposibles en mi casa. O si no imposibles, sí poco recomendables.

Un banco multiuso

Hoy me ha tocado enamorarme de un banco. Lo he definido como banco multiusos y os contaré por qué.

Se trata de un banco de madera. Su aspecto es como el de cualquier otro banco de madera, aunque en su diseño ya se aprecia algo singular. Es un banco de dos plazas con respaldo abatible indivividualmente.

Se puede abatir el respaldo de una de las plazas,  se puede abatir el otro o se pueden mover los dos hacia un mismo lado.

Banco mulituso de respaldo abatible

Por su función y con la idea de que sea un banco multiusos, este podría parecer el banco perfecta para cualquier casa. ¿Por qué entonces no valoraría meterlo en la mía?

En realidad es solo un banco. Es un banco precioso y con la posibilidad de jugar mucho con él. Pero no deja de ser un banco para sentarse, tomar el café o charlar con amigos.

Si tuviera espacio suficiente, no dudaría en pensar en serio conseguir un banco multiuso como este o similar para mi casa. Pero en una casa urbana real, en un piso de tamaño medio como el mío, sobra un banco así. Porque en el espacio de este, caben hasta tres sillas y si son apilables, hasta seis.

Por eso, este banco de respaldo abatible y multiuso, pasa a convertirse en uno de mis objetos admirados, deseados y de los que me enamoro solo platónicamente.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies