¿Otra vez un salvamanteles? Otra vez un salvamanteles. Soy consciente de que los más fieles seguidores de Decora Decora, pueden haberse hecho esta pregunta al abrir hoy la página y descubrir que vuelvo a proponer hacer un salvamanteles. El blog empieza a parecerse a un blog monotemático sobre cómo proteger las mesas de bebidas calientes o de vasos, tazas y fuentes con posavasos y salvamanteles hechos a mano. ¿Me dejáis enseñaros uno más?

Salvamanteles corcho

No, que os pida dejarme enseñaros un salvamanteles más sin que os marchéis en estampida, no es ni mucho menos el anuncio de que este será mi último salvamanteles DIY en el blog. Y es que las bebidas, calientes y frías y en vasos o tazas, son para mí, como una extensión de mi misma.

Cuando estoy en casa (hay que dejar claro que trabajo en casa), soy yo, el portátil, el móvil, algo de música y una taza con café arrastrada o un vaso con té que se queda vacío siempre antes de lo deseado.

Por eso es por lo que me gustan tanto los posavasos y los salvamanteles. Porque los uso, los necesito y porque pueden convertirse en un elemento bonito con el que acompañarse.

Salvamanteles hecho con corchos

Porque rodearse de cosas bonitas resulta muy inspirador. Y para escribir un blog de decoración en casa, se necesita mucha inspiración.

Supongo que hacer salvamanteles o posavasos es mi forma de no bloquear esa inspiración. ´

Podía comprarlos, pero hacerlos y convertirlos en una manualidad creativa, es un impulso inspirador cada vez que muevo la vista a ellos mientras escribo en el blog, respondo correos o preparo algún trabajo de diseño de los que últimamente me ocupan también el tiempo.

Salvamanteles hecho a mano

Hoy os propongo el salvamanteles que ya estáis viendo. Es un salvamanteles hecho con solo dos tapones de corcho. Si lo hubiera hecho un poco más pequeño, me hubiera bastado usar solo uno. De hecho, si en lugar de salvamanteles, queréis hacer uno y usarlo solo como posavasos o posatazas, os bastará con acabar una botella de vino.

Salvamanteles DIY

Además del tapón de corcho, para hacer este salvamanteles he necesitado un cúter y he usado adhesivo, cinta de carrocero, un pincel y pintura de dos colores.

Salvamanteles hecho a mano con corcho

¿CÓMO HACER UN SALVAMANTELES CON UN TAPÓN DE CORCHO?

Con solo verlo ya os podéis imaginar cómo lo he hecho. Lo primero fue cortar un tapón de corcho en rodajas finas.

Para pegarlas he usado adhesivo 60 segundos de LOCTITE. Pero conforme pegaba una rodaja de corcho junto a otra, pensé que hubiera sido más cómodo usar un Super Glue que es más rápido.

Una vez todas las rodajas pegadas como veis, una junto a otra y junto a otra, formando una pequeña “alfombra” de corcho, se me ocurrió decorar este último salvamanteles DIY by me.

Para decorarlo, usé cinta de carrocero para enmascarar parte del salvamanteles y chalk paint de Pinturas La Pajarita de dos colores; menta y fresa.

No me he complicado nada para hacer este último salvamanteles casero que se ha convertido en preferido para este verano. He reciclado un tapón de corcho de una botella de vino que suelo guardar para estos casos. Y los demás materiales que he usado, los tenía por casa de otras manualidades.

Eso mismo es lo que os propongo al compartir mi idea en el blog. Podéis haceros un salvamanteles con materiales y herramientas que tengáis por casa ahora mismo. Puede ser una manualidad entretenida para esas tardes muertas que suelen aparecer ahora en verano.

Puede ser una solución, no solo para proteger las mesas, sino para decorarlas. Porque un salvamanteles o unos posavasos bonitos, pueden animar decorativamente una mesa que por otra parte no queramos “rellenar” con decoración inútil.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies