Aunque con el paso del tiempo nos vamos juntando con tantos libros en casa que se pueden sujetar solos, es posible que si nos hemos independizado recientemente, necesitemos algún que otro sujetalibros. ¿Qué te parece hacerte tú mismo o tu misma, los sujetalibros?

sujetalibros saco para hacer a mano
Imagen de BHG

Si te gusta la lectura, o te apasiona conseguir libros de algún tema concreto como libros sobre decoración en mi caso, con el paso del tiempo tendrás una buena colección que llenará por completo una o varias librerías. Entonces no necesitarás sujetalibros. Los libros, colocados en las estanterías, serán suficientes como para sujetarse unos con otros.

Pero al comienzo de una vida independiente los libros suelen ser escasos, y es posible que se nos haga difícil mantenerlos en pie sobre la estantería o librería. Para mantener el orden en nuestra librería, necesitaremos entonces uno, o varios sujetalibros.

Podemos conseguir sujetalibros en cualquier tienda de decoración o incluso en hipermercados. Los hay de muchos modelos y los hay con muchos motivos, por lo que no será difícil encontrar un sujetalibros que nos guste o se adecúe a la decoración de nuestra estantería.

Pero si buscamos sujetalibros realmente originales y con el valor de hacerlos uno mismo, podemos inspirarnos en la manualidad que veis en la fotografía.

Se trata de crear un sencillo saquito de tela, que podemos rellenar con piedrecitas o con semillas. De esta forma, el saquito sujetalibros ofrecerá suficiente peso como para evitar que los libros caigan en la estantería.

Son unos sujetalibros hechos a mano, que aunque sencillísimos, pueden dar un valor decorativo notable a nuestra estantería y a nuestros libros.

Primero, porque el aspecto manual de estos sujetalibros DIY, puede ser el toque característico y personal que necesitamos en nuestra librería.

Pero es que además, podemos usar diferentes estampados para confeccionar el saquito sujetalibros, de manera que combinen con la decoración general de la habitación, o particular de la estantería.

Como se trata simplemente de coser cuatro lados de unos cortes de tela no muy grandes, podemos crear tantos sujetalibros hechos a mano, como necesitemos. Porque es muy sencillo, y porque puede ser muy barato si recuperamos retales de tela que tengamos por casa.

Y si ocurre, lo que como he dicho al comienzo de la entrada es muy posible, que tengamos tantos libros en la estantería que ya no necesitemos sujetalibros, podemos convertir estos decorativos saquitos en sujetapapeles o hasta en sujetapuertas.

¿Te animas a hacer tu mismo o tu misma estos saquitos sujetalibros para decorar y ordenar?

Prohibida la reproducción total o parcial de esta pagina de decoracion

5 thoughts on “Un sujetalibros que puedes hacer tú.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies