La norma general dice que las estanterías no deben llegar nunca al techo. Pero ¿es siempre así? ¿No es posible colocar una estantería tan alta que toque el techo, sin cometer un error estético y un destrozo decorativo? Aquí la tenéis.

Estantería alta hasta el techo.
UNA ESTANTERÍA HASTA EL TECHO

Esta fotografía que he encontrado como propuesta interesante para almacenar en la pared, está en BHG. La idea es ganar espacio para almacenar, guardar o simplemente tener a la vista o expuestos, algunos objetos en casa. Pero, ¿cómo se ha acertado en esta fotografía con una estantería hasta el techo?

Aunque prácticamente se puede ganar mucho espacio vertical, estéticamente una estantería del suelo hasta el techo, resulta demasiado arriesgada y casi siempre un horror decorativo. La vista de una ocupación del espacio tan osada, normalmente provoca sensación de ahogo en la estancia. La estantería y todo lo que ella pueda contener, amenaza constantemente con “venirse encima”.

Que si prolongamos la altura de una estantería hasta el techo ganamos espacio para almacenamiento está claro. Pero ¿y estéticamente? ¿Puede quedar bien una estantería desde el suelo hasta el techo? ¿Se puede lograr alargar una estantería hasta el techo, sin que la habitación se vea ridícula, demasiado llena o que de la impresión de que todo va a caer sobre el resto del espacio?

¿Por qué la estantería que llega al techo de la fotografía no provoca esas sensaciones y es realmente atractiva, bonita y hasta elegante?

Examinando las características de la habitación donde está la estantería, se puede averiguar la respuesta.

Si el espacio es suficiente, la luz lo permite y la distribución de la estantería está bien hecha, se puede, se puede tener una estantería hasta el techo en casa, sin que parezca que se te viene encima.

Sí se puede, pero hay que seguir algunos consejos para poder colocar con éxito decorativo una estantería tan alta que llegue al techo en casa. Aunque estos consejos son como ya os he dicho, la luminosidad, el espacio o la distribución de la estantería, aquí están expuestos claramente y numerados.

Consejo 1. Una estantería hasta el techo SOLO si hay altura en la habitación.

En una habitación con techos bajos una estantería desde el suelo hasta el techo podría resultar demasiado “abusona” del espacio y provocar sensación de ahogo.

Consejo 2. Una estantería hasta el techo SOLO si hay espacio.

De la misma forma que necesitamos espacio vertical, para decidirnos por una estantería hasta el techo necesitamos cierto espacio horizontal o renunciar a más muebles. Podría producirse el mismo caso que con el consejo 1.

Consejo 3. Una estantería hasta el techo SOLO si hay luz.

La luz desahogará la habitación y es entonces cuando una estantería ocupando toda la verticalidad no será un error.

Consejo 4. Una estantería hasta el techo sin fondo.

Buscando mayor luminosidad y ligereza, precisamente para evitar la sensación de ahogo como una estantería hasta el techo, lo mejor es elegir una sin fondo, donde las baldas enmarquen pero en encierren los objetos.

Consejo 5. Buena distribución de la estantería.

Igual que en el caso de cualquier estantería, en una hasta el techo con más razón, las baldas más grandes, lo espacios más anchos o los objetos de mayor volumen, deben ocupar la base de la estantería o el centro; NUNCA la parte superior.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

One thought on “Una estantería hasta el techo.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies