He encontrado esta puerta de interior, a la que se le ha dado una imagen islámica tan solo con pintura, en One Kings Lane. ¿No pensáis como yo que es una genial idea para transformar un interior pobre en una zona que desear?

DECORAR UNA PUERTA AL ESTILO MARROQUÍ.

Decoración Marruecos.

Pintura, solo pintura es lo que se ha utilizado para cambiar notablemente el aspecto de una simple puerta de paso en el interior de esta vivienda. De una puerta común y corriente, ha pasado a ser una impresionante puerta con protagonismo y con recuerdo a Marruecos.

Para decorar esta puerta, buscando un marcado estilo islámico, la inspiración ha sido Marruecos. Parece que Marruecos es un país que por mucho nórdico que venga, siempre acaba ganándonos al final.

Hace pocos días también os hablaba de la inspiración marroquí para los suelos de Car Möbel y me alegra mucho comprobar que las nuevas apuestas decorativas van diferenciándose del abundante estilo nórdico que en los últimos años ha dominado.

Parece que por fin el aclamado y deseado estilo nórdico, está dejando paso a estilos decorativos mucho más ornamentales como el que se inspira en el mundo islámico y como el que ha inspirado para la decoración de esta puerta que ahora parece una puerta que esperarías ver en el mismo Marruecos.

Para convertir esta puerta de paso en una puerta que recuerda a un soñado palacio islámico o un palacete en Marruecos, solo se ha utilizado como ya os he dicho, pintura. El espejo sol con el que se ha adornado la parte superior de la puerta, refuerza el estilo marroquí. Pero este estilo se marca sobre todo por la silueta de un tradicional arco islámico, pintada de gris en esta puerta.

Dos hechos nos despiertan del sueño de estar en Marruecos al fijarnos en la decoración de esta puerta de interior. Lo primero obviamente, es que no se trata de un auténtico arco islámico lo que decora esta puerta, sino que es solo pintura. Lo segundo, es que los colores que se han elegido para decorar la puerta inspirada en Marruecos, no son precisamente colores que relacionamos con este país mediterráneo.

Gris y rosa o rosa y gris, parecen más que de inspiración marroquí, un residuo de ese estilo más frío del que ya os hablaba antes y que parece colear aún entre ese deseo de más sur que ya se despierta en la decoración de las últimas temporadas.

Pero es magnífica la mezcla. Que un estilo decorativo que pretende recordar a Marruecos, recurra a colores que nada tienen que ver con ese país, moderniza y actualiza a precisamente un estilo que de otra manera puede que aún no estemos preparados para aceptar al decorar.

Esta puerta pintada en homenaje, recuerdo o simplemente buscando un estilo marroquí, es el ejemplo perfecto de que es el momento del eclecticismo en la decoración y de que la mezcla es posible y debe hacerse posible al decorar interiores.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies