Uno de los elementos, no imprescindibles pero útiles para decorar la mesa en Navidad, es el centro de mesa. Hoy te propongo darle una vuelta de tuerca al típico centro de mesa navideño, para crear un centro de mesa fresco y decorar la mesa en Nochebuena, en Navidad e incluso en Nochevieja.

Hacer un centro de mesa fresco para Navidad.

Para crear un centro de mesa fresco para decorar la mesa en Navidad, solo necesitas agua, un recipiente válido para congelar y adornos.

Ah, y no olvido la creatividad para que tu centro de mesa fresco se convierta en el tema de conversación de la mesa de Navidad este año.

Cómo hacer un centro de mesa para Navidad.

Puedes utilizar un recipiente con la forma quieras, y puedes elegir los adornos que te gusten, siempre y cuando no vayan a estropearse si se congelan.

Porque aunque no lo he dicho lo habrás imaginado por las fotografías, el centro de mesa fresco para Navidad que te propongo, es un centro de mesa congelado.

Decorar la mesa de Navidad con un centro fresco.

Yo he utilizado un sencillo recipiente plástico de forma alargada, para darle una forma diferente al típico centro de mesa redondo que solemos usar en Navidad.

Los adornos, muy pocos pero muy conscientemente elegidos; unas estrellas para el toque navideño, unas perlas para el toque lujoso y un cordón plateado para conseguir algo de gracia para mi centro de mesa fresco.

Centro de mesa fresco para decorar en Navidad.

¿Cómo hacer un centro de mesa navideño y fresco? Fácilmente.

Primero tienes que llenar de agua el recipiente que hayas escogido. Después tienes que ir introduciendo en el agua los adornos que más te gusten, de la manera más estética posible.

Es importante que valores al introducir los adornos, que la parte inferior del recipiente será la parte superior de tu centro de mesa fresco.

Cuando consigas colocar los adornos, y que se estén quietos porque a mí me costó un poco, hay que meter el recipiente en el congelador.

Es posible que tengas que corregir entonces la posición de los adornos si se han movido, antes de cerrar el congelador.

Centro de mesa fresco para Navidad

Finalmente, solo queda esperar a que el centro de mes fresco se congele.

El tiempo de espera depende de la cantidad de agua que contenga el centro de mesa y de la temperatura del congelador. Es posible que lo tengas listo en 8, 9 ó 10 horas. Sin embargo, mi recomendación es que lo dejes 24 horas congelando. Si lo haces así, tu centro de mesa fresco se congelará más y no se mostrará completamente transparente, pero también te durará una vez lo saques para decorar la mesa en Navidad.

Para montarlo, te recomiendo hacerlo sobre un plato algo hondo, porque con el paso del tiempo se irá deshaciendo, y no queremos que moje la mesa y mucho menos que se cree un charco.

Si quieres, puedes completar tu centro de mesa fresco con otros adornos. Ya ves que yo he utilizado un papel craft, piñas naturales y agujas de pino también naturales. Tanto las piñas como las agujas, son elementos comunes en la decoración navideña pero si vas a utilizar el centro en otra época del año, puedes añadir otros adornos.

Ah, y por si te lo estás preguntando, no puedo prometerte que este centro fresco y navideño te vaya a durar toda la noche sobre la mesa. Pero el mío lo tuve fuera del congelador hasta 4 horas, con una temperatura ambiente de unos 22º, y aún no estaba completamente deshecho.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta pagina de decoración sin autorización.

3 thoughts on “Cómo hacer un centro de mesa fresco para Navidad.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies