Aunque siempre ha habido quien ha valorado los muebles antiguos y se ha preocupado de cómo restaurarlos para conservarlos en el tiempo, la situación económica actual ha empujado a muchos otros, a mirar hacia lo viejo, a buscar en rastros o a no despreciar muchos muebles heredados que ahora parecen oportunidades para amueblar con calidad sin gastar demasiado.

Cuándo restaurar un mueble.

Pero, ¿todos los muebles se pueden restaurar? Es más, ¿todos los muebles se deben restaurar?

Sobre la restauración de muebles, lo primero es diferenciar entre restaurar y reciclar, ya que en estos últimos años la necesidad de ahorro nos ha obligado a reciclar muebles, sin que tenga absolutamente nada que ver con la restauración de estos.

Mientras que restaurar muebles supone la recuperación total e íntegra de un mueble, normalmente de cierto valor e intentando conservarlo y acercarse al máximo a su aspecto original, el reciclaje se puede practicar sobre cualquier pieza de mobiliario, hasta cambiarle el aspecto por completo o convertirlo en otra pieza distinta.

Restaurar muebles.

Que quede claro que con esta diferenciación, no critico el reciclaje sino todo lo contrario. Pero hay que saber que la restauración implica un mayor cuidado al tratar un mueble, una mayor inversión de tiempo y de dinero, e incluso en ocasiones, la mano de un profesional.

Dicho esto, ¿cuándo vale la pena restaurar un mueble? ¿Cuándo compensa recuperar una pieza de mobiliario?

A la hora de hablar de compensación económica sobre la restauración o no de un mueble, es difícil determinar una norma general. Se puede afirmar que casi seguro valdrá la pena una restauración de muebles de calidad. Dentro de la definición de mueble de calidad no solo entra un mueble realizado con maderas nobles, sino que marquesinas, cristales o cualesquiera otros adornos con que se haya adornado y enriquecido la pieza, puede determinar que merece la pena su restauración.

Cuándo restaurar muebles.

En mi opinión, vale la pena restaurar un mueble por tres razones:

– por antiguo
– por su calidad
– por su valor sentimental

Sobra decir que la primera razón que debe convencernos para restaurar un mueble es que la pieza sea antigua. Se considera que un mueble es antiguo cuando supera los 100 años de edad. Si guardas en casa, te regalan, heredas o encuentras, cualquier pieza de mobiliario de más de 100 años, incluso independientemente de su calidad, tienes una antiguedad y casi siempre vale la pena restaurarla.

Eso no quiere decir que un mueble de menos de 100 años, no tenga o pueda tener igual valor. De hecho, una pieza de calidad más joven, puede ser un mueble que recuperado, adquiera más valor que uno antiguo.

A estas dos condiciones, hay que sumar el valor sentimental de un mueble. Quizá los profesionales de la restauración pongan en duda esta razón para decidirse a restaurar un mueble pero explicaré mis razones. Personalmente considero que cualquier pieza heredada o que lleve suficiente tiempo en nuestra familia, suma un valor sentimental, que la hace merecedora de su restauración.

Cuando conviene restaurar un mueble.

No quiero dejar de hacer una pequeña referencia a los muebles de forja que también tienen su oportunidad de restaurarse. Aunque las tres razones para restaurar un mueble de hierro o forja son las mismas que para un mueble de madera, hay que valorar que en ocasiones la restauración de este tipo de muebles puede requerir mayor inversión económica.

Así que ya lo sabes. Si tienes un mueble antiguo olvidado en un trastero, si encuentras una buena pieza en un mercado o rastro o si heredas una mesa, una consola, o incluso una simple silla, valora si merece o no ser restaurada.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta pagina de decoración sin autorización.

One thought on “¿Cuándo restaurar un mueble?”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies