Estoy segura de que Intenet ha ayudado a que el diseño, o al menos el gusto por el diseño, llegue a todos. Hace algunos años, nadie sabría decir qué es un sofá Chersterfield o una silla Panton. Pero hoy hablamos de ciertas piezas de mobiliario clásicas por su nombre. Me gusta pensar que los blogs de decoración hemos ayudado a ello. Así que hoy, directamente os presento uno de esos diseños clásicos de mobiliario; la silla Acapulco.

Imágenes de diferentes, variados y renovados diseños de la famosa silla Acapulco que presenta www.lasillaacapulco.com.

La silla Acapulco, aunque se trata de una silla capaz de aparecer en interiores, sus características la hacen especialmente funcional en exteriores. Por eso su diseño aparece y reaparece en los últimos años, entre otras piezas de colecciones de mobiliario dedicadas a llenar y decorar terrazas, jardines o balcones.

Imagen de la silla Acapulco en variados colores de la colección de mobiliario para exterior de Leroy Merlin.

La Acapulco es una silla de moda. Sin embargo sus primeros diseños aparecieron a mediados del siglo pasado. Es una pieza MidCentury en toda regla.

La silla Acapulco

Esta silla es reconcible por tres detalles. Lo primero son sus vivos y brillantes colores. Pero además, la Acapulco tiene una estructura tubular metálica también muy característica. Pero sin duda, lo más peculiar de esta silla es el aspecto de su asiento y respaldo. Estos están formados por una serie de “rayos” que aunque en una trama muy básica, ofrecen sustento. Estos rayos de la silla Acapulco, hoy están creados con cuerda, tiras de ratán, natural o sintético, PVC o vinilo. Estas tres características hacen que la silla Acapulco tenga un aspecto muy tropical. Al fin y al cabo, la trama clara de su superficie parece estar pensada especialmente para refrescar y ser permeable, dos cualidades muy apreciadas en un clima en el que el calor se combina con la lluvia.

Dos sillas Acapulco, avance de la colección de mobiliario exterior de este año de Leroy Merlin.

¿Por qué silla Acapulco?

No lo sabía hasta que he buscado y buscado información. Por lo que he podido averiguar, la silla Acapulco le debe su nombre a un resort donde esta pieza se convirtió en sus inicios en básica en sus terrazas. Este resort era el Pacífico Acapulco en México.

Y lo que tampoco sabía pero que me ha sorprendido lo suficiente como para no poder evitar contarlo es que se trata de un diseño anónimo. No se conoce quien ideó la silla Acapulco, por lo tanto no tiene copyright.

Aunque en sus orígenes la silla Acapulco era fabricada en talleres artesanales mexicanos, la falta de atribución ha hecho que muchos diseñadores, marcas y tiendas, hayan visionado su propia sila Acapulco. Hoy es posible encontrar no solo una impresionante variedad de colores de sillas Acapulco, también variedades en el diseño.

Reaparición de la silla Acapulco

Nunca ha desaparecido por completo, pero como casi todo lo MidCentury o los muebles y decoración de mediados del siglo pasado, la silla Acapulco pasó de moda.

Sin embargo, desde la aparición de la tendencia vintage y desde que nos estamos aficionando por la búsqueda del diseño real y de calidad en la decoración, parece que la reaparición de la silla Acapulco era más que necesaria.

La reconcible imagen de la silla Acapulco y un ejemplo de sus variados y vivos colores que he encontrado en www.sillasacapulco.com.

Por otra parte, se trata de una silla perfecta como ya dije al comienzo como pieza de interior pero también de exterior. No necesita un excesivo mantenimiento y los materiales modernos con los que se fabrica la mejoran.

La silla Acapulco es cómoda, original, desenfadada, divertida y extremadamente decorativa y con personalidad. Estas deben de haber sido las razones por las que su reaparición era necesaria y para que haya vuelto para quedarse.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies