Tengo lámpara nueva. Es una lámpara que no ilumina, aunque alumbra. Es una lámpara con la que no podré leer, ni coser, ni hacer ningún otro trabajo que requiera una iluminación mayor, pero es una lámpara que decora y crea ambiente. La he colocado en el dormitorio y lo mejor, es que me la he hecho yo misma.

Lámpara de reciclaje.
Una lámpara hecha con una guirnalda luminosa y reciclando un molde de horno.

Ya sabéis que el reciclaje se ha vuelto, más que una moda como pudiera decir alguien, una necesidad en decoración. De reciclaje es precisamente esta lámpara que propongo, a cualquiera que necesite un punto de luz decorativo en casa, que se anime a hacerla.

Lámpara hecha a mano.
Lámpara hecha a mano y reciclando.

Para hacer esta lámpara de reciclaje, lo que he reciclado es uno de esos moldes de metal para horno. Sí, de esos moldes redondos y desmontables, que muchos tenemos en casa pero que pocas veces utilizamos porque no cualquier día se hacen tartas o pasteles al horno.

Sin embargo, se puede hacer una lámpara parecida con cualquier otro molde, de cualquier otra forma, aunque si se quiere conseguir el mismo efecto brillo, se necesita que sea de metal brillante o con efecto espejo.

Mi madre tenía 3 de estos moldes y estuvo a punto de tirarlos hace unas semanas. No la deje y me los traje a casa, sin saber muy bien si podría utilizarlos para alguna manualidad, porque para cocinar ni se me ocurrió.

Y sí, de momento aún tengo 2 sin usar, pero a uno de estos moldes de horno ya le he dado uso. Lo he reciclado en forma de lámpara.

Lámpara hecha a mano.
Porque no ilumina mucho pero alumbra, es la lámpara perfecta para crear una luz decorativa en el dormitorio o en el salón.

Este molde y una guirnalda luminosa de Navidad, es lo único que he utilizado para hacer esta lámpara de reciclaje. Os cuento este fácil proceso de reciclaje, en el blog hermano de este; HazloHazlo.

Es muy fácil porque además de los materiales, el molde metálico y la guirnalda de luz, solo he necesitado un rotulador, un taladro y algo de cinta adhesiva.

Lámpara hecha a mano.
El efecto espejo del molde metálico, hace que la luz de las pequeñas bombillas de la guirnalda luminosa, se multiplique.

Y ya veis que el resultado es una lámpara de reciclaje, muy decorativa. Sobre todo porque al ser metálico y plateado, el molde refleja la luz de las bombillitas de la guirnalda luminosa, de forma muy llamativa.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies