No es exactamente un reloj clásico, pero sí intenta imitar la imagen de los antiguos y señoriales relojes de péndulo. Mira este reloj de pared que podemos hacer también nosotros, sin complicarnos demasiado.

Reloj hecho a mano.
Un reloj pintado en forma de reloj clásico sobre una tabla, es un pequeño bricolaje o bricomanualidad que he encontrado en la página de la fotógrafa Ellen Silverman y que creo que a alguien le puede servir de inspiración para montarse su propio reloj imitación de reloj clásico.

Aquellos relojes de péndulo, relojes clásicos, armariados, pesados, señoriales y algunos hasta algo barrocos, eran más que relojes; eran muebles decorativos que aunque conservaban su función práctica, la habían supeditado a su carácter decorativo.

Hoy, para muchos amantes de la decoración, los relojes de péndulo en armario son objetos de culto, aunque por su precio y por el espacio que necesitan y del que no disponemos en las casas modernas, los relojes de péndulo son también objetos prohibidos y prohibitivos en esas mismas casas modernas.

Por eso me ha gustado tanto el reloj que decora la estancia de la fotografía que hoy me ha inspirado para escribir. No es un reloj de péndulo. No es un reloj de armario. No es siquiera un reloj de pie. Es un reloj de pared, montado sobre una tabla de madera, que se ha decorado imitando lo que sí sería un reloj de péndulo, un reloj de armario y un reloj de pie.

Y si lo pensamos, este reloj que imita un reloj clásico, puede ser también un reloj hecho a mano, casero y armado por nosotros mismos.

¿Cómo podríamos tener nuestro propio imitado reloj clásico para decorar la pared? Tan fácil como conseguir una tabla de madera, un mecanismo de reloj, ensamblar el segundo por detrás de la primera y pintar la forma de un reloj de armario en el frontal de la tabla.

Quizá este bricolaje se complicaría ligeramente al montar el mecanismo de reloj en la tabla. Pero solo necesitaríamos rebajar algo la trasera de la madera, crear un hueco suficiente para ensartar el mecanismo de reloj, y hacer un agujero para atravesar ese mecanismo hasta el frontal donde colocar las varillas.

Para pintar el reloj clásico de péndulo en el frontal de la tabla de madera no se necesita ningún cuidado, aunque algo de creatividad y buena mano para que las líneas dibujadas puedan llegar a ser identificadas como lo que pretendemos; un reloj de armario clásico.

Luego colgarlo en la pared y disfrutar de una estética clásica renovada y sin embargo minimalista y moderna es lo más fácil de esta idea decorativa para jugar con la imagen de un reloj.

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es. Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies