Pues resulta que tenía mi querida pared roja del salón comedor para repintar. Y en esa misma pared tenía un vinilo para retirar; el vinilo que puse en 2010 y que os mostré cómo aquí. No salió bien y me quedé sin pared roja.

Decorar una pared blanca con plata y negro
Mi ya antigua pared roja necesitaba un buen saneamiento y el blanco es un buen color para el principio.

Así que aunque echando mucho de menos el color, para sanear la pared y tras despegar toda la pintura antigua, la pinté de blanco. Dicen que el blanco está bien para el principio y un desastre es una buena oportunidad para empezar desde cero.

El problema es que el blanco es también todo un desafío si queremos dotar de personalidad a una pared de ese color. Y el desafío se complica cuando lo único que tienes para decorar una pared blanca, es lo que tienes y no puedes comprar más.

¿Por qué me decidí al final? ¿Cómo he roto ese comienzo difícil y ese acolor que es el blanco? ¿Qué colores he añadido a esta pared blanca? ¿Cómo he pretendido dotar a una pared blanca, sosa y sin personalidad, de atractivo, encanto y carácter?

Negro, plata y blanco para decorar
Sobre el fondo blanco, el negro y el plata pueden ser sofisticados o pura fantasía.

Aunque me conozco e iré añadiendo más y más decoración a esta nueva pared blanca, he empezado con un toque de negro y plata, envuelto en un aire y motivos mágicos y oníricos.

En otras palabras, que he colgado unos candelabros de forja negros que hace tiempo compré en IKEA, que les he puesto unas velas de purpurina plata, que he colgado unas alas negras con unos lazos de también brillante plata y una varita mágica que aunque de momento no funciona, algo de magia sí que tiene, porque mirad cómo ha hecho cambiar la imagen de la en origen pared blanca.

Decoración con blanco, negro y plata
Si te atreves con una combinación distinta, añade toques de negro y plata a tu pared blanca.

Sí, quizá estáis pensado que estos toques de negro y plata sobre blanco, podrían hasta ser sofisticados si los motivos que formaran el conjunto no incluyeran unas alas negras, unas velas de purpurina y una varita mágica. Lo admito, me ha quedado un rincón algo infantil, aunque yo prefiero decir que he creado un pequeño mural de platas y negros, encantador, misterioso y hechizante.

Negro, blanco y plata al decorar
Cambia los motivos negros y los plata y podrás decora tu pared blanca de una forma elegante, o con un estilo algo infantil.

Lo que está claro, sean estos u otros motivos en plata y negro sobre blanco, que la combinación de colores funciona. Que sobre un fondo blanco, el negro y el plata coordinan perfectamente. Y que según los motivos con los que representéis los colores plata y negro sobre el blanco, podéis obtener un resultado sofisticado, elegante, refinado y algo cosmopolita, o uno muy distinto como el mío; infantil, divertido, onírico, mágico, fantástico…

© Esta publicación es original de DecoraDecora.es.

 

One thought on “Negro y plata para decorar mi nueva pared blanca.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies