dormitorio

Un dormitorio del que sacar ideas

Hay quien para decorar se inspira en revistas, busca ideas en blogs o acude a los clásicos libros de decoración.

Hay quien como Sara, se deja llevar y consigue espacios tan personales y cuidados como este.

Esta es la habitación dormitorio de los padres de Sara, una fan de la decoración como la mayoría de nosotros, que ha querido compartir uno de sus trabajos en el blog.

Lo hizo en 2012, años antes de que la remodelación de este blog provocara la pérdida de muchas publicaciones, sobre todo fotografías.

Pero hace algunos días, Sara me escribió por Facebook, haciéndome notar que no se veían las imágenes de la publicación original. Y como eran fotografías de la calidad que estáis viendo, no pude menos que buscarlas y republicar el post para que podáis leerlo hoy.

Un dormitorio sin cabecero de cama

Llama la atención en este dormitorio, la falta de cabecero para presidir la cama. Sin embargo, es una muy buena elección cuando se trata de decorar como es el caso, un dormitorio pequeño.

Los detalles de la pared

Para no echar de menos esa falta de cabecero en el dormitorio, la pared que debería sujetarlo se ha decorado cuidadosamente y con detalles nada despersonalizados.

Esta idea quiero reforzarla porque muchos de los dormitorios que veréis como propuestas reales para decorar, están tan influidos por las fotografías de revistas de decoración o los catálogos de tiendas de muebles, que pierden la personalidad.

Los colores del dormitorio

Como me ha contado la misma Sara, eligió un color amarillo que no resulta muy chillón para pintar esa pared del dormitorio.

Al mismo tiempo que aporta luminosidad sin restar calidez, es un color que combina perfectamente con los muebles abedul.

¿Todos de acuerdo con esta idea? Yo sí.

Pero lo realmente espectacular de la decoración de la pared de este dormitorio, es el efecto que Sara ha conseguido con una pintura esmaltada blanca.

Me ha contado que tras darle varias manos de pintura amarilla, añadió unos “esponjazos” circulares con la pintura blanca. Para conseguir el efecto que veis, solo tuvo que usar un trozo de esponja cortada. La pintura amarilla, aún algo fresca, se mezcló con el blanco con un efecto sorprendente. Además de que el blanco aporta toques de luz, al haberse creado esos círculos con pintura esmaltada, el efecto que lamentablemente no se aprecia en la fotografía, es brillante.

El contraste en el dormitorio

Para contrarestar la calidez de la pared de este dormitorio, Sara ha elegido vestir la cama con un color muy distinto. Es el burdeos o vino que veis en la fotografía superior.
 
Se trata de un sobre cama en un solo color pero con dos tonos logrados gracias al relieve del texltil.
 
De esta forma crea contraste pero no se ha olvidado de buscar un toque elegante y femenino con pequeñas florecillas.

Dos detalles que me han encantado y quiero destacar son este rosario y esta cruz colgante que Sara no ha rechazado incluir, en la renovada decoración del dormitorio de sus padres. Es una muestra de que no es necesario abandonar objetos y elementos decorativos tradicionales y de valor sentimental, en la decoración actual. Como veis se pueden aprovechar y dan un toque personal a la decoración de este dormitorio.

2 thoughts on “Sara ha decorado el dormitorio de sus padres.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies