Hace ya tiempo que os hablé de una de las tendencias que se han hecho un hueco en la decoración sobre todo de interiores en las últimas temporadas. Es el llamado ombré o lo que podríamos traducir como color degradado, desgastado o difuminado. Mirad cómo nos proponen precisamente esa imagen para las paredes en Designers Guild.

Paredes con colores degradados
El ombré o la degradación de un color, ya sea hacia un neutro o hacia otro color distinto es tendencia. Designers Guild nos propone conseguir una pared ombré o pared degradado sin complicarnos mucho, con una colección de papeles pintados con este efecto.

Dentro de la colección que los diseñadores de Designers Guild han llamado CASTELLANI, una colección de papeles pintados que busca la inspiración en una mezcla entre pasado y presente, hay toda una gama de papeles decorativos para paredes con degradados.

Y es que es cierto, parece que un degradado juega con la evocación del desgaste del tiempo a la vez que nos convence de que es algo actual visto desde el punto más original del color que se degrada.

Por eso es precisamente por lo que creo que se ha puesto tan de moda la decoración con colores degradados, porque nos encontramos en un momento en el que le damos un valor enorme al pasado, a la imagen retro y a lo vintage, pero queremos actualizar esa imagen para no caer en la imagen rancia a la que nos arriesgamos al recuperar por completo la estética antigua.

Papeles pintados con degradados
Estos son la mayoría de papeles pintados ombré o con degradados de color que he encontrado en la colección CASTELLANI de Designers Guild. ¿No os enamoran?

Estos y alguno más, son los colores ombré o degradados a blanco que he encontrado en forma de papeles pintados para paredes en la colección de Designers Guild. ¿Alguno ya elige favorito? Yo no sabría decidirme sin valorar en qué habitación voy a colocar qué papel, pero decidiendo simplemente viéndolos como color y su difuminación a blanco o a gris, creo que sin dudarlo elegiría el SARAILLE-GRASS, fresco verde que hasta su nombre recuerda a la primavera y al césped recién cortado.

Pero aunque hay que reconocer que ninguno de estos papales pintados ombré es descartable según el espacio o pared que queramos decorar, la ventaja es la misma en todos; que te consigues ese efecto de color degradado, desgastado o difuminado, sin tener que trabajarlo con pintura.

Publicación original de DecoraDecora.es.

 

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies