En realidad, he perdido la cuenta de las veces que este carrito ha estado al borde de la muerte o lo que en su caso sería, al borde de la basura. Pero una y otra vez, lo recupero y le doy una nueva oportunidad. A ver cuánto tiempo se queda como un carrito chalk paint, en lo que creo va  a ser su 5ª vida.

Carrito chalk paint

Este carrito de metal, que en su origen creo recordar que compró mi madre para usar como frutero en la cocina, acabó siendo una librería, un portarollos en el cuarto de baño y finalmente un trasto en el balcón hasta que a este último le di unos aires primaverales el año pasado. Recordaréis que lo decoré inspirándome en las tendencias de 2011 porque os lo conté aquí.

Carrito pintura tiza

Pero justo la semana pasada, cuando me decidí a sacar el carrito del cuarto trastero y bajarlo al contenedor de basura, se me ocurrió pintarlo con chalk paint.

La chalk paint mint o pintura tiza menta de Pinturas La Pajarita que he usado para decorar y cambiarle el aspecto a este carrito de 7 vidas, ya la conocéis porque es la misma que usé para reciclar una botella de cristal y convertirla en jarrón de primavera el mes pasado. Se ha convertido en mi color de pintura favorito.

Carrito pintado con chalk paint

Y ya veis qué cambio ha dado este carrito. De un carrito negro con un aspecto algo out, ha pasado a ser un carrito de color menta tiza muy de tendencia.

Debo decir que este carrito no era tampoco originalmente negro. Lo pinté de ese color cuando lo saqué al balcón porque era la única pintura que tenía en casa para exterior y porque pensé que el negro es un color más “sufrido”.

Pintar carrito con chalk paint

Pero lo reconozco. El menta le queda mucho mejor a este carrito. Y el estilo tiza, hace que nadie piense en un carrito para la fruta en la cocina al verlo. Más bien, parece un carrito de dormitorio.

Pintar con chalk paint

Allí he puesto este carrito recuperado y para usarlo en su 5ª vida; en el dormitorio y no me ha costado más que unos minutos decidir qué le ponía encima.

EL espejo cuadrado que destaca sobre este carrito menta tiza, algunos lo habréis reconocido, es el MALMA  de IKEA. Sí, también lo he pintado de chalk paint mint de La Pajarita. El espejo redondo con la estrella, es un DIY que os conté cómo hacer en HazloHazlo.com. El conejo es una lámparita LED  de IKEA. Y en la parte inferior de este carrito de imagen recuperada con chalk paint he puesto una cesta que me sirve para dejar diferentes cosas.

Pintar un carrito con pintura chalk paint

Me pregunto cuánto durará este carrito de color menta decorado con chalk paint y qué o cómo será en su 6ª y 7ª vida.

Publicación original de DecoraDecora.es.

 

2 thoughts on “Un carrito con 7 vidas.”

¿Tú qué piensas?

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies