Desde hace un tiempo estoy intentado reconciliarme con las sillas de plástico. Y todos sabéis a que sillas de plástico me refiero; a esas feas sillas de plástico que se idearon como sillas de jardín y hasta en terrazas de bares y cafeterías las hemos visto. ¿Es posible quererlas con algo de decoración? Mirad lo que ha hecho Leigh Anne de Houseologie con una de esas sillas de plástico.

Decorar silla de plástico
Pintar y decorar las patas de una silla de plástico puede ser el primer paso para quererla.

Es solo un toque de pintura, un toque de color aplicado de forma mínima en esta silla plástico, y sin embargo la mejora notablemente.

Leigh Anne ha elegido pintura dorada en spray para decorar su silla de plástico. Creo que ha acertado con la elección, sobre todo con la del color. El dorado, asociado a lo valioso, al lujo y al glamour, contrapuesto con el plástico a veces burdo y la imagen barata de esta silla, hacen del duo una equilibrada combinación.

Decorar sillas de plástico
Decorar una silla de plástico con dorado es “glamourizarla” y quererla.

¿Sabéis que esta silla de plástico no decora un exterior? Está en un dormitorio infantil, el de la hija de Leigh Anne.

Supongo que sí, supongo que con un poco de decoración, hasta una silla de plástico fea, puede convertirse en toda una señora silla con la que contar como aliada en la decoración. ¡¡Y hasta en el interior!!

One thought on “Un toque glam para una silla de plástico.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Decora Decora utiliza cookies para mejorar tu vista. Al seguir navegando por la web, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de la política de cookies de la página.

ACEPTAR
Aviso de cookies